Tenía varios años en el campo misionero hasta que finalmente me quemé. Estaba tan cansada que la Misión a la que pertenezco recomendó que tomara un año fuera. Fui a Costa Rica y la única cosa que quería hacer era dormir. Estaba tan mal, que comencé a pensar en renunciar y dedicarme a otra cosa, realmente no sabia como hacer funcionar mi vida. Había sido enseñada que leyendo la Biblia y orando me sentiría mejor. Y durante años esto me ayudo mucho, porque me apasiona leer la Biblia y creo en el poder de la oración, pero en esa ocasión todo parecía muy árido.

Así que fui a consejería con Berit Christian Counsleling and Training, y me ayudo a entender cosas que estaban pasando en mi corazón y en mi relación con Dios. Cuando se terminó la consejería, me di cuenta que la herramienta que Berit estaba usando, Consejería Bíblica, era algo que nuestra iglesia en México necesitaba con urgencia. Así que después de orar al respecto, le pedí a Berit que me enseñara a aconsejar con el Modelo Integral de Consejería Bíblica, el cual se usa ahora en México en varias partes, pues pone juntas las enseñanzas de la Biblia y los procedimientos para enseñar a las personas a encontrar las respuestas a las situaciones que los agobian.

Con conocimiento de causa recomiendo este Modelo como una herramienta efectiva al servicio del pueblo de Dios.

Mirna Sotomayor L.

Misionera de Carrera

México

Soy psicóloga de profesión, y cristiana. Al egresar de la Universidad Nacional Autónoma de México y empezar a poner en práctica mi profesión, me di cuenta que no encontraba la forma de empatar mi formación académica con mis convicciones cristianas.

Decidí estudiar una segunda carrera en Teología y Biblia. Y al adentrarme en las necesidades de la iglesia pude visualizar la gran necesidad de contar con capacitación sobre consejería bíblica. La iglesia es el brazo terapéutico de Dios para sanar a los heridos, y sin embargo no contaba con una estructura que pudiera unir, a la psicología como herramienta de atención y los argumentos teológicos de la Palabra de Dios.

El Modelo Integral de Consejería Bíblica, diseñado por Berit Christian Counselling and Training marcó un "parte aguas" en mi vida personal y profesional, me ofreció la posibilidad de unir ambas áreas de formación, más que curso es realmente un Diplomado en Consejería Bíblica, es un programa de capacitación para formar consejeros efectivos es un entrenamiento efectivo (coaching) en la consejería.

En mi vida personal el modelo, me confrontó con la concientización de los verdaderos móviles por los que yo estaba intentando servir a Dios. Me ayudó a sanar heridas del pasado, a reconciliarme conmigo misma, en una etapa crucial de mi vida en la que yo necesitaba aprender a servir en el área de la consejería en mi iglesia.

El modelo presentó claramente la gran diferencia entre una estructura sana y enferma y ofreció para mí el gran reto de ser restaurada en áreas que aún eran propias de la estructura enferma y la posibilidad de cambiar hacia una estructura sana y más que eso, poder experimentar la plenitud de vida que ha sido diseñada por Dios para mí.

La psicología considera al ser humano como un ser bio-psico-social recientemente algunos autores han agregado la parte espiritual. Me agradó mucho estudiar el modelo integral de consejería bíblica porque tiene el mismo enfoque, ve al ser humano, como un ser integral, compuesto por áreas que se influyen positiva o negativamente, una área no restaurada o dañada afecta a las demás, Dios puede sanar todas las áreas de nuestra vida.

El modelo le dio estructura y dirección a mi trabajo profesional. Inicia con el análisis del presente, sensibiliza hacia detectar las características de la problemática del aconsejado, las condiciones del problema, se dirige hacia el pasado para detectar las causas y efectos en cada una de las áreas, permite sanar el pasado, y retoma el presente en la toma de decisiones, cambio de actitudes y conducta y se prologa hacia el futuro la creación de metas, la formación de un nuevo estilo de vida, basado en la restauración integral de Cristo en nuestra vida.

El modelo está diseñado para ser aplicado primero en el consejero, es sanador y restaurador. Y siendo sanados es que podemos sanar a otros. Lo he puesto en práctica a lo largo de más de 12 años y ha sido un modelo realmente efectivo en la solución de conflictos, solución de crisis matrimoniales, restauración de familias, y hasta en las resolución de crisis existenciales propias de cada etapa del desarrollo humano.

Lo he usado también en el ministerio de restauración con personas con quebrantamiento sexual, abuso sexual, homosexualidad, lesbianismo, y con los familiares de personas con atracción hacia el mismo sexo (AMS) como parte de mi trabajo en el ministerio de restauración de EXLA (Exodus Latinoamerica y Exodus Global Alliance). Y he podido constatar que logra una más clara conceptualización del problema y desarrollo los recursos personales y espirituales para superar todas las áreas dañadas. Lleva al aconsejado a identificar su verdadera identidad y perdonar a quienes les han herido, sanando así el daño psico-afectivo y relacional.

Lo he aplicado también en pacientes con múltiples pérdidas (pacientes en tanatología), familiares de personas con enfermedades en estado terminal o con pérdidas de algún ser querido. El modelo integral de consejería, les acerca más a Dios, y fortalece su fe. Les permite dimensionar su dolor y procesar el duelo.

Doctrinal y teológicamente está muy equilibrado. No hay un solo concepto que contradiga los principios bíblicos.

El modelo de consejería integral, es teórico-práctico, y cuando yo lo tomé posterior al curso, tuve además sesiones de seguimiento y análisis de casos, que ampliaron aún más el panorama de servicio y reafirmaron el uso y efectividad en su uso.

Recomiendo ampliamente el modelo de consejería integral, creo que debería ser impartido aún más extensamente, a nivel pastoral, y líderes de iglesias, a los profesionales de la salud y a consejeros laicos.

Siempre estaré agradecida con Berit, pues ha sido el instrumento de Dios, lleno de sabiduría, para enseñarme, moldear mi vida y por darme este valioso modelo integral de consejería que aplicado en nuestro ministerio de consejería por todas las personas que lo hemos tomado, estoy segura que ha sido muy útil en la restauración de miles de personas cristianas y no cristianas.

Dios bendiga sus vidas, y les siga usando poderosamente. Siento un profundo amor y respeto por ustedes. Agradezco enormemente a Dios por sus vidas.

Les amo en Cristo Jesús,

Olivia Corral

Soy psicóloga de profesión, y cristiana. Al egresar de la Universidad Nacional Autónoma de México y empezar a poner en práctica mi profesión, me di cuenta que no encontraba la forma de empatar mi formación académica con mis convicciones cristianas.

Decidí estudiar una segunda carrera en Teología y Biblia. Y al adentrarme en las necesidades de la iglesia pude visualizar la gran necesidad de contar con capacitación sobre consejería bíblica. La iglesia es el brazo terapéutico de Dios para sanar a los heridos, y sin embargo no contaba con una estructura que pudiera unir, a la psicología como herramienta de atención y los argumentos teológicos de la Palabra de Dios.

El Modelo Integral de Consejería Bíblica, diseñado por Berit Chrisitian Counselling and Training marcó un "parte aguas" en mi vida personal y profesional, me ofreció la posibilidad de unir ambas áreas de formación, más que curso es realmente un Diplomado en Consejería Bíblica, es un programa de capacitación para formar consejeros efectivos es un entrenamiento efectivo (coaching) en la consejería.

En mi vida personal el modelo, me confrontó con la concientización de los verdaderos móviles por los que yo estaba intentando servir a Dios. Me ayudó a sanar heridas del pasado, a reconciliarme conmigo misma, en una etapa crucial de mi vida en la que yo necesitaba aprender a servir en el área de la consejería en mi iglesia.

El modelo presentó claramente la gran diferencia entre una estructura sana y enferma y ofreció para mí el gran reto de ser restaurada en áreas que aún eran propias de la estructura enferma y la posibilidad de cambiar hacia una estructura sana y más que eso, poder experimentar la plenitud de vida que ha sido diseñada por Dios para mí.

La psicología considera al ser humano como un ser bio-psico-social recientemente algunos autores han agregado la parte espiritual. Me agradó mucho estudiar el modelo integral de consejería bíblica porque tiene el mismo enfoque, ve al ser humano, como un ser integral, compuesto por áreas que se influyen positiva o negativamente, una área no restaurada o dañada afecta a las demás, Dios puede sanar todas las áreas de nuestra vida.

El modelo le dio estructura y dirección a mi trabajo profesional. Inicia con el análisis del presente, sensibiliza hacia detectar las características de la problemática del aconsejado, las condiciones del problema, se dirige hacia el pasado para detectar las causas y efectos en cada una de las áreas, permite sanar el pasado, y retoma el presente en la toma de decisiones, cambio de actitudes y conducta y se prologa hacia el futuro la creación de metas, la formación de un nuevo estilo de vida, basado en la restauración integral de Cristo en nuestra vida.

El modelo está diseñado para ser aplicado primero en el consejero, es sanador y restaurador. Y siendo sanados es que podemos sanar a otros. Lo he puesto en práctica a lo largo de más de 12 años y ha sido un modelo realmente efectivo en la solución de conflictos, solución de crisis matrimoniales, restauración de familias, y hasta en las resolución de crisis existenciales propias de cada etapa del desarrollo humano.

Lo he usado también en el ministerio de restauración con personas con quebrantamiento sexual, abuso sexual, homosexualidad, lesbianismo, y con los familiares de personas con atracción hacia el mismo sexo (AMS) como parte de mi trabajo en el ministerio de restauración de EXLA (Exodus Latinoamerica y Exodus Global Alliance). Y he podido constatar que logra una más clara conceptualización del problema y desarrollo los recursos personales y espirituales para superar todas las áreas dañadas. Lleva al aconsejado a identificar su verdadera identidad y perdonar a quienes les han herido, sanando así el daño psico-afectivo y relacional.

Lo he aplicado también en pacientes con múltiples pérdidas (pacientes en tanatología), familiares de personas con enfermedades en estado terminal o con pérdidas de algún ser querido. El modelo integral de consejería, les acerca más a Dios, y fortalece su fe. Les permite dimensionar su dolor y procesar el duelo.

Doctrinal y teológicamente está muy equilibrado. No hay un solo concepto que contradiga los principios bíblicos.

El modelo de consejería integral, es teórico-práctico, y cuando yo lo tomé posterior al curso, tuve además sesiones de seguimiento y análisis de casos, que ampliaron aún más el panorama de servicio y reafirmaron el uso y efectividad en su uso.

Recomiendo ampliamente el modelo de consejería integral, creo que debería ser impartido aún más extensamente, a nivel pastoral, y líderes de iglesias, a los profesionales de la salud y a consejeros laicos.

Siempre estaré agradecida con Berit, pues ha sido el instrumento de Dios, lleno de sabiduría, para enseñarme, moldear mi vida y por darme este valioso modelo integral de consejería que aplicado en nuestro ministerio de consejería por todas las personas que lo hemos tomado, estoy segura que ha sido muy útil en la restauración de miles de personas cristianas y no cristianas.

Dios bendiga sus vidas, y les siga usando poderosamente. Siento un profundo amor y respeto por ustedes. Agradezco enormemente a Dios por sus vidas.

Follow Us